Árbol de la noche. Suspiros en derroche

Sobre los árboles se tiende la oscuridad del sol huido,
Cae la noche sobre sus hojas,
huellas de sombras de lo que ha sido.

Pero la luna sale siempre a darle su plata al árbol dormido.
Cae la noche sobre lo oscuro.
El árbol se queda en un duermevela sobre un reflejo lunar transido.

La luna le dice: el sol vendrá mañana a darte noticias de lo desconocido.
Acuna tu temor en el filo de tus hojas soñando lirios.
Mientras tanto, duerme, temeroso, el árbol, suspirando su destino.

La luna le dice: ¿Por qué tienes miedo, si estoy siempre contigo?
¿Por qué levantas tu clorofila en armas?
Porque, entre el temblor de mis hojas, estoy guardando, en silencio, un nido.

La noche se ahoga dulcemente en una garganta sin gritos.
Las hojas del árbol lloran plata líquida.
En el nido se mueve ya la vida que aún no ha venido.

Un árbol es mucho más que unas hojas en suspiro…

Árbol de la noche. Fotografía de Felipe Espílez Murciano

©  Felipe Espílez Murciano
fespilez@gmail.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies