Calendario íntimo de Felipe Espílez Murciano

Quedarte solo,
enteramente,
ante la inmensidad del universo aterido,
mientras te sientes parte del todo,
es volver al inicio de un suspiro
esperando la esencia de un beso
que vaga por el aire, perdido.

Llueve tiempo derramado,
llueve… en tu corazón descosido.
Y tus manos son alondras
bebiendo néctar de lirios.

Sólo ha sido un momento
y no sabes cómo ha sido.


Texto e imagen © Felipe Espílez Murciano 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies