Claustro de Santa Clara

El sevillano convento de Santa Clara es también un lugar mágico, en el podemos tropezar con las sombras de la reina viuda Juana y de su hijastro el infante don Fadrique, cobijando sus amores prohibidos y apasionados en la torre.

Torre de don Fabrique. Óleo de Emilio Poussa
Torre de don Fabrique. Óleo de Emilio Poussa

Podemos en su claustro adivinar la silueta de Martínez Montañés, tan presente en su estética, y por qué no oír las pisadas de Pacheco y Velázquez, las conversaciones entre Valdés Leal y Roldán o el descanso de Murillo en el frescor de la tarde.

Puerta de la Torre de don Fabrique. Óleo de Emilio Poussa
Puerta de la Torre de don Fabrique. Óleo de Emilio Poussa

Claustro de Santa Clara, óleo de Emilio Poussa
Claustro de Santa Clara. Óleo de Emilio Poussa

Texto e imágenes © Emilio Poussa

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies