Donde yo pertenezco de Carmen Nöel

La noche vomita crepúsculos sobre mis labios
y el grito del mar humedece mis venas.
Hay un rumor de mi nombre
marchito y mordido
entre las violetas.

¿Dónde moras, solitario océano al que tanto busco?
Yo te pertenezco.
¿Dónde escondiste mis pasos perdidos?
¿Mis rojos atardeceres donde mi alma guardaba las huellas rasgadas al sol?
¿Dónde robaste su esencia desnuda al invierno?

Mañana no estaré.
Mañana será nunca.
Sobre los lechos del viento
la luna deshará por mí su larga y blanca trenza de silencio.

Pertenezco a la profundidad de los bosques
Al crujido del viento
Al imposible laberinto de lo que fue insistente sin ser.
Al abismo eternamente sensual de una rosa languideciendo
sin más pretensión que morir.

¿Dónde moras, atrevida espada que rasgó mis sueños más secretos?


© Texto:  Carmen Nöel
© Imagen:  pexels 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies