El sexo débil

TEMA: EXTERMINIO

—Mira —le dijo la hormiga madre a la hormiga hija.

—¡Hala! ¡Qué hueso tan grande!

—Son restos de “Humano”.

—Mamá, los Humanos eran esos tan raros, que andaban levantados y que eran muy listos.

—Bueno, listos, listos… a mí nunca me lo parecieron.

—¿Y por qué desaparecieron?

—Dicen que a mediados del siglo XXI se reunieron todas las mujeres del mundo. Hartas de tanta discriminación, de tanta desigualdad, y de tantos llantos por las guerras. Estuvieron tres días encerradas en unas cabañas de mantas que ellas mismas construyeron. Nadie sabe lo que allí pasó. Al cuarto día las mujeres retornaron a sus casas, y retomaron las vidas que habían dejado. Parecía que no había pasado nada, pero jamás, hija mía, jamás volvió a oírse el llanto de ningún bebé que no hubiera sido engendrado antes de aquellos días.

© Lucía Santamaría
Fotografías: Encima de la niebla