El sueño enamorado

¿Porqué?
Solo en los sueños se remansa
la malsana ansiedad de los días.

¿Porqué?
Ese sentimiento deseado, solo ha
de ser real en lo irreal.

¿Porqué?
La dulce embriaguez de nuestras venas,
la certeza de un fiel amor correspondido,
solo es firme entre la bruma de los
sueños.

¿Porqué?
El yugo deseado del amor, solo es
sincero en el aliento inexistente de
un fantasma.

!Oh! hados caprichosos del destino.
No permitáis que suelte tan livianas
amarras.
Me sumerja en el denso oleaje
del olvido.
Cuando en la orilla cruel de la vigilia,
solo me aguarde, el páramo
yerto de la vida.


© Texto de Rosario de la Cueva
© Imagen de Gabriel Bastelli en pexels

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies