Entre tus nubes

I

Abro los ojos
como adentrándome
por tus pupilas.

Te sobrecoges,
nuestras miradas chocan
tímidamente.

Parece que te
vas adentrando, por mis
parajes yermos.

Campiña verde
entre las musas, niebla
trinar de aves
un manto de colores,
la brisa nos abraza.

En el silencio
de cada movimiento
un pentagrama.

Tu voz melosa,
las notas musicales
en mi bolero.

Sobrecogidos,
el silencio nos pide
acallar voces,
contemplar la floresta
fundirnos con su soplo.

Como una rosa
flotando suavemente
es tu sonrisa.

Como dos nubes
tus mejillas rosadas
acariciables.

Al abrazarte
mi cuerpo reconoce
dónde comienza.

En cada nube,
tan  blandas, tus mejillas
sonriéndome.

Entre tus nubes,
la fresa más dulce que
haya comido.


II

Una tostada,
de tus tiernas manos si
me das de comer,
puede ser la delicia
servida más sabrosa.

Acanélame
con el aroma de tu piel
en una tostada;
al despuntar el alba,
o bajo el claro de luna.

Dulce estarse,
tomados de la mano
codo a codo.

Y conversamos
de lo bello y lo crudo
cerebralmente.

Mis lapsus linguae…
la palabra precisa
aflora de ti.

La neblina de
mis ojos se disipan
ya no tropiezo.

Entre tus manos
que saben de mil trucos
desaparezco.


III

Put it ón
camisón a rayas
polka dots
encajes y organza
gargantillas
corsé
guantes
lazos
rímel
bisutería
negligé.

La piel requiere
cubrirse con esmero,
para desnudarla
debe ser vestida primero:
Todo ritual es un placer anticipado.


© Texto: José G. Santos Vega
© Imagen: pixabay

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies