Esta tarde de Felipe Espílez

Por un camino de leche,
un caballo negro.

Relinchos mojados de verde,
dos caballos negros.

Arrancan estrellas de tierra en el trote,
tres caballos negros.

Esta tarde iré a buscarte,
un caballo blanco.

Y llevaré a tus ojos de paseo,
en mi caballo de gladiolos.

Tus ojos negros, mi caballo blanco,
en sus caballos de nube
el cielo está cabalgando.

Texto e imagen © Felipe Espílez Murciano