José Ángel Valente o darle la palabra a la palabra

Nacido en Orense en 1929, el poeta José Ángel Valente vio cómo la Guerra Civil marcaba su vida: numerosos amigos fueron encarcelados, y su padre arrestado. Más tarde, la posguerra también fue difícil para el entorno del autor, que contaba con siete hermanos de los cuales solo él estudiaba. Tras el exilio del sacerdote republicano Basilio Álvarez, parte de su biblioteca fue a casa de los Valente, hecho que para el vate supuso la llave a un nuevo mundo. Ya entonces, se percató de que no hay separación entre cuerpo y alma, concibiendo la palabra poética como un espacio de libertad que da sentido a nuestra propia existencia. Pero este solo es uno de los prismas de su universo literario, y, por su original y personal visión, cabe dedicar unas líneas a su pensamiento, tan difuso —y tan lúcido— como la niebla que da título a nuestra revista.

Atendiendo al juicio de José Ángel Valente, debemos deshacernos de nuestro yo para escribir, con el objeto de que no interfiera entre el universo y la palabra poética. En verdad, el vate debe comparecer ante la palabra, lo que bien puede derivar en soledad y el espacio del desierto —en Valente influyó la severidad y sequedad del de Tabernas—, donde debemos esperar a que la palabra hable en nosotros. Tras vivir dieciocho años en Galicia, había querido ir hacia la luz, acudiendo al sur. De esta manera, el lenguaje de su poesía empieza en el límite extremo en que hablar se hace imposible, en un no-lugar —con permiso de Marc Augé— como el desierto, espacio que ya aparecía en el verso primero del poema inicial de su primer libro.

En términos prácticos, esta creencia en la «poesía como conocimiento» le condujo a donar la totalidad de su archivo a la Universidad de Santiago de Compostela tras su muerte, que hoy cimenta la Cátedra de Poesía y Estética José Ángel Valente, dirigida por el también poeta Claudio Rodríguez Fer. A propósito del término «estética», debe destacarse que se añadió al nombre de la cátedra por petición de Valente, quien creía que no podía separarse de la poesía. Así, el autor siempre reflexionó desde el arte y la creación artística, no solo desde la contemplación: no en vano, el proceso creativo posee un rigor propio, y el poeta actúa como un espejo que refleja el universo, creando movimientos y ritmos especiales que se solapan con sus imágenes conformando, en definitiva, una conciencia que acaba confluyendo con la del lector.

Este, por otro lado, debe saber que las nociones de Valente dificultan la clasificación de su producción, por lo que José Manuel Mouriño, quien asimismo ha estudiado la obra de María Zambrano, opina que a veces es complicado establecer una cronología en la obra lírica de Valente, que presenta tantos matices. Por su parte, Rodríguez Fer ha apuntado que se trata de una obra depurada y plagada de símbolos, con una esencia de desaparición y la idea de poesía como vaciamiento, como desierto.

En conclusión, José Ángel Valente exhibe una desolación sin nombre que adquirió un sentido en el cual intentó asumir las consecuencias de su poesía. Según dijo el propio autor, la poesía es fundamentalmente experiencia de la interioridad de la palabra, y el poema, un lugar donde el estar y el ser se unifican. Para Valente, la lírica nos invita a buscar en nuestro interior, en nuestra conciencia, dándole la palabra a la palabra. En su poesía, la realidad del ser es incierta, toda una naturaleza existencial espejo de sus experiencias vitales, donde se desarrolla un sentir plagado de incertidumbre que no permite encontrar verdadero refugio. Mas, en sus libros, dotados de una gran exigencia verbal, los lectores de Encima de la niebla hallarán el mejor de los cobijos.


© Texto: Luis Gracia Gaspar
Ilustración: El poeta, ensayista y traductor español José Ángel Valente en 1991.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies