Juan Antonio González Iglesias y el Día de la Poesía 2024 de la Universidad de Alcalá

Una reciente ponencia de un colega, el investigador Alberto Fadón Duarte, me hizo volver sobre mis pasos librescos acabado el Día de la Poesía de la Universidad de Alcalá, que celebramos el 20 de marzo. Titulada «“A sus angostas sendas otra vez”: La tradición áurea y su proyección en la lírica de los siglos XX y XXI», aquel hondo cotejo y análisis hecho conferencia condujo a mi sumersión en la obra del poeta salmantino Juan Antonio González Iglesias (1964).

Este, que ni pisó ni seguramente conoce que de él hablaron en nuestra catártica jornada poética, se había cruzado —más bien sus versos— conmigo hará un año. En aquel entonces, como le he oído al profesor Pedro Conde Parrado, pude constatar que González Iglesias «no se embriaga de efímero», hecho cuanto menos meritorio, al igual que su evidente búsqueda por lo cualitativo y no lo cuantitativo en esta sociedad que, hará dos años, yo bauticé «sociedad de la dopamina».

Estimulantes literarios o no, la obra del destacable poeta presenta una conjunción de la tradición latina con la literatura española. En esta última, y con una visión escéptica y crítica, González Iglesias se ha venido bañando en su parte más contemporánea y pop, que igualmente contiene elementos que pueden localizarse a lo largo de nuestra historia literaria. Así, resulta de recibo examinar su singular y significativo recorrido literario, incidiendo en algunas de sus ideas más relevantes, todo sea por leer y robarle vida a la muerte.

La doctora Isabel Colón Calderón, quien ha dilucidado algunos motivos de naturaleza en textos áureos y en el poemario inédito Selva de fábula, desarrolló a propósito de la cuestión el uso del locus amoenus en la poesía del Siglo de Oro. Un tópico que puede hallarse en la colección sin publicar de González Iglesias, junto a una suerte de hermanamiento entre la ciudad de Salamanca y la naturaleza, entre arquitectura y paisaje, lo que parece ser una reescritura del Barroco. He aquí una muestra más del referido vínculo entre tradición y lo estrictamente actual.

De tal contemporaneidad tiene mucha culpa la presencia, como al comienzo escribía, de la cultura pop. Los críticos han hablado de «clasicismo posmoderno» para describir su lírica, que combina la pervivencia de la tradición grecolatina con, a saber: la vertiente posmoderna de los medios de comunicación, la repercusión de la publicidad o las nuevas tecnologías.

Estas últimas cuestiones, que se suman a la ecuación crítica con que intentar descifrar sus versos, no garantizan, sin embargo, nada terminante: la encomiable poesía de González Iglesias no se ajusta fácilmente al paradigma posmoderno en términos de cosmovisión o estilo. Al respecto, debe entenderse que su producción se centra en tres ejes temáticos: cuerpo, tiempo y sensualidad, evidentes en sus composiciones. Aunque el fondo no cambia, sí dichos escenarios, por lo que se crean liturgias como «Ir a Leroy Merlín», título de un notable poema que no defrauda.

Sin pretender eternizarme con estas notas, que ojalá animen a los lectores de Encima de la niebla a adentrarse en su literatura, quiero recalcar que Juan Antonio González Iglesias es clásico y posmoderno a partes iguales, con un claro elemento de sincretismo cultural. Algunos, como Alejandro Simón Partal, distinguen en su obra un «esqueleto romano y una musculatura griega»; yo en él aprecio una mente lúcida y consciente de lo que le —nos— rodea, del mundo contemporáneo y en buena medida determinado por las dopamínicas oleadas tecnológicas. Solo el discurrir del tiempo, ese que es materia poética para el salmantino, podrá confirmarlo.


© Texto: Luis Gracia Gaspar
© Ilustración: Eros es más, poemario de 2007 divulgado en Visor Libros que obtuvo el XIX Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies