Llegas a mí, desde adentro…

Llegas a mí, desde adentro,
a plena luz con la sangre a flor de labios

Llegas a mí sin pulso,
helándome la piel
con tu mirada perdida.

Llegas a mí, desde el abismo de la noche.
Desde la incertidumbre
de una aurora redentora.

Llegas a mí, alborotada con la voz en cuello,
clamando en el desierto, oídos sordos.

Llegas a mí en el silencio,
gritando en seco
la lluvia de mi poesía.

Llegas a mi cual suave brisa
cual pregunta que empapa
la coraza de mis enzimas.

Llegas a mí, muñeca rota
es tu sonrisa, una mueca cianótica.

Llegas a mí, amortajada
implorando te devuelva la vida.


© TextoJosé G. Santos Vega
© Imagen: Kei Scampa en pexsels

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies