¿Para qué? 

Un artista sin arte.

Un payaso sin gracia.

Un enamorado sin corazón.

Una vida sin ilusión.

Una existencia no vivida.

No quería ni un hola ni un adiós

Sólo un cerrar de ojos, un no querer estar.

¡Se acabó! ¡Hasta aquí!

Cuando el artista ya no tiene arte…

Parar. Hay que saber cortar.


Texto © Lucía Santamaría Nájera
Imagen © Sachin Bharti

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies