Penny Dreaudful: City of Angels 2020

En este extraño verano de pandemia que hemos vivido, en el que las series han ocupado un lugar preeminente de nuestro ocio cinéfilo, destaca por méritos propios PENNY DREADFUL: CITY OF ANGELS.

Realizada este mismo año 2020, y presentada como una continuación de la serie PENNY DREADFUL (2014-2016) tiene sin embargo características propias. La serie madre rinde homenaje a aquellas publicaciones baratas de terror que se vendían en los quioscos por un penique, algo así como 10 céntimos, al modo en que Tarantino hacía lo propio con las novelas negras baratas en PULP FICTION. La serie juntaba a personajes históricos de terror desde Frankstein, el Dr. Jekyll, vampiros o Dorian Gray entre otros muchos menos conocidos. Realizada con gran potencia visual, barroca pero siempre brillante, creaba nuevas tramas relacionando los mitos del cine de terror de la historia de la literatura, dándoles una nueva presencia visual. A destacar la interpretación de la actriz Eva Green, como referente icónico delante de la pantalla y como director de cuatro de sus capítulos el español Paco Cabezas, que ha conseguido abrirse camino en Hollywood como eficaz director de género en Mr. Right y Carne de Neón entre otras, por lo que no extrañó que volvieran a confiar en su buen hacer para estar al frente de la dirección de muchos capítulos de la nueva serie.


SECUENCIA Penny Dreaudful: City of Angels 2020

El creador y guionista de continuidad sigue siendo igualmente John Logan, que cuenta con una larga trayectoria de 30 años como guionista de proyectos de cine y televisión entre los que cabria destacar Gladiador, Star Trek: Nemesis, El Aviador, Rango, La invención de Hugo, Skyfall o el Samurai.

La trama se centra en la primera gran expansión y crecimiento de la ciudad de Los Ángeles, a finales de los años treinta en pleno furor de la construcción inmobiliaria, mostrándonos la emigración mexicana que acude buscando trabajo y se junta con la población heredera de aquella original, los primeros habitantes de Los Ángeles, cuando era territorio mexicano y se encontraron de repente siendo ciudadanos sin papeles tras la guerra, cuando pasó a ser territorio de EE.UU. después de la derrota mexicana, los conocidos como los Californios. Nos presenta igualmente la idiosincrasia de la población chicana, y su manera de vivir diferenciada, mostrando su comida, su lengua, su música y sus creencias religiosas. El personaje de la madre interpretado por la actriz mexicana Adriana Barraza como Maria Vega, ofrece una composición de gran fuerza y con una credibilidad extraordinaria, feliz de que su hijo Tiago (Santiago), pueda huir del destino que espera a los emigrantes, al haber conseguido entrar en el Departamento de la Policía de Los Ángeles (LAPD) alcanzando el grado de Detective. En este ambiente, Tiago Vega y su compañero Lewis Michener, reciben el encargo de investigar un asesinato de extrañas características rituales. Raúl por su parte, el hermano de Tiago, lucha desde su sindicato contra el concejal municipal que quiere construir la primera autopista de California, que arrasaría con todo el bario donde casualmente viven los chicanos. Mientras tanto, su madre le ruega a la Santa Muerte para que se produzca un milagro…

Precisamente, es esta característica en la que habría que destacar la secuencia inicial de una potencia visual extraordinaria, en la cual nos muestra el trabajo de los obreros del campo al que se dedicaban los chicanos mayoritariamente, y sus creencias religiosas en espíritus como el de la Santa Muerte, mientras se oye la música de La Llorona…


SECUENCIA INICIAL

En el aspecto interpretativo, debemos destacar la labor de Natalie Dormer que interpreta hasta cuatro personajes diferentes de manera convincente, que se convierte así en el referente visual de la serie, al igual que Eva Green lo era de la original PENNY DREADFUL.

En cuanto a la cultura mexicana, como decíamos antes, la música ocupa un lugar preeminente que se refleja en el Salón de Baile, lugar de encuentro en el que los chicanos oyen y bailan su música, y en el que hay que destacar la coreografía de algunos números musicales que dotan de gran fuerza a la trama y configuran el carácter de algunos de sus personajes.

Todo ello se ve enriquecido con otras tramas paralelas que actúan como telón de fondo, como la creciente presencia de las sectas religiosas, en la que la actriz Kerry Bishé, recordada por su magnífica interpretación en Halt and Catch Fire, ofrece una sugerente actuación llena de matices en el papel de la Hermana Molly Finnister. Otra trama de creciente interés, es la de los seguidores nazis que en aquellos años estaba muy presente en los EE.UU. Hay que recordar que los primeros estudios sobre la caracterización de las razas inferiores a la hora de prevenir los delitos, dio sus primeros pasos en EE.UU y luego fueron copiadas con entusiasmo por la Alemania Nazi. Como vemos, nos ofrece todo un trasfondo histórico, sobre el que se desarrolla la historia central, magníficamente así ambientada en la época y acompañada de un ritmo creciente que nos atrapa.

En definitiva, una trama dramática enriquecida con elementos históricos de gran interés, y con unos ligeros pero muy sugerentes toques de presencia de los espíritus tradicionales, que dotan a la narración de gran potencia visual. Desgraciadamente la pandemia no le ha favorecido, y aunque ha obtenido buenas criticas, ha pasado desapercibida para el gran publico, por lo que la serie ha sido cancelada y no habrá segunda temporada. Pero como decíamos al principio, pueden ver la secuencia inicial de casi cinco minutos y de una potencia visual extraordinaria, y decidir entonces si les convence continuar su visionado o no.

© Chusé Inazio Felices