Propuesta de pacto

¿Quién pulsó el botón Stop
y abrió la puerta de este paréntesis incierto?
Al hacerlo también abrió la jaula de humo
a los pajarillos y sus cantos salubres.
Antes apenas pisaban los tejados,
ahora son dueños de las ciudades.

Sus sonidos confunden a la temerosa
muerte de alto dolor que nos ha confinado
mientras el mundo mantiene un debate
con la armonía natural y la pesadumbre.
¿Quién ha llenado de vida nuestros hogares
a la vez que ha dibujado abandonos sin despedida?
Le pido que aprenda a valorar
el sentimiento que no hemos sabido ver,
pero hemos aprendido la lección.

Le propongo un pacto: volveremos al inicio
con un nuevo tiempo y todo lo aprendido
en este intento de suicidio contaminado
y renaceremos como lo que realmente somos,
otra especie animal. Ahora menos dañina.

© Antonio Maldonado