Sueño urbano

Apuesto a que te olvido en alguna estación de metro, pocos minutos antes del próximo andén, mientras algún pasajero reanuda su triste vida, en medio del tumulto huidizo de Santiago. 

¿Alguien habló de amor? Quizá escuché mal, quien sabe. Todo fluye de Pudahuel a Las Condes, del todo a la nada. La ciudad te encubre con su tráfico y sus luces de neón. Ya no quiero noches colgando del balcón de mis sueños. Déjate escapar y libérame del monstruo insaciable de tu amor, antes que sea tarde.


© Roxana Heise
Imagen de Javmoraga – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0