Tengo

Tengo en mis manos para darte
mil noches estrelladas
y con miel y jazmines entregarte
el perfume de todas mis almohadas

Busca en mí el mejor de los rincones
en mi piel  hay pájaros y flores
y a la sombra de una casuarina
cual ladrón me robarás una caricia

Tengo en los oídos ecos de rugidos
de leones en las planicies de Zimbabwe
de bramidos de elefantes en Lusaka
de canciones tristes de añoranza

Te regalo todos mis sueños
soñados en selvas tropicales
en tórridos desiertos
y amaneceres de ciudades solitarias

Te regalo la última estrella abandonada
que adorna el firmamento en la alborada
la tomaré del cielo entre los dedos
y la esconderé entre tus labios en secreto

Te regalo mi cántaro inundado y fresco
con el agua del último pozo del Sahara
para que puedas dejar tu infinita sed saciada
instantes antes que, para siempre, yo me vaya.


Tengo ilustración de Josephine Maldonado

© Texto e imagen Josephine Maldonado