Tríptico nocturno

I

Somos la noche,
llevamos las estrellas
entre párpados.

Queda la noche
con sus pocas palabras
estrellándose.

En tu mirada
el tiempo se detiene,
al anochecer.

Entre mis versos,
allí tienes sílabas,
atragantadas.

El verbo que de
tu boca se agiganta
en luna llena.

Enmudecido,
mi pensamiento vuela
evocándote.


II

Cuando me guiñas
desde tus dos esferas;
vórtice de luz.

Eres coqueta,
con el rabillo del ojo
te dejas sentir.

Qué te digo en mis versos
que no te haya
tartamudeado.

Cuatro paredes
oídos silenciados;
de tu sonrisa.

Cómo es que llego
a rozarte siquiera
en esa sombra.

En mis cajones,
los tesoros perdidos
de un borrador.


III

Las servilletas
aguardan impacientes
secar lágrimas.

Purito llanto,
volcado al límite
de la palabra.

Cómo es que entre
las ramas de la noche
te desvaneces.

Sombra pesada
la noche en rebeldía,
y sin descanso.

En mis párpados
cae lenta la noche
sin saber de ti.

Luna marchita
del verano pasado,
las mismas cuitas.


© Texto:  José G. Santos Vega
© Imagen:  pexels

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies