Tu turno

Te doy la bienvenida a la vida. Como al resto de seres que forman parte de la naturaleza, te entrego tu tiempo. Nunca sabrás cuánto es, por eso te recomiendo aprovecharlo.

Sobre ti, las demás personas se encargarán de decirte cuál es tu nombre, raza, sexo, edad, orientación sexual y otros aspectos que irás descubriendo según avance este reloj… Seas quien seas, nunca dejes de diluirte con aquello que hagas en cada instante, así te pesará menos el movimiento de estas manecillas y, cuando termine tu turno, sentirás que habrá valido la pena. Ya puedes abrir los ojos.    

© Antonio Maldonado