Valdivia es una ciudad que deslumbra a toda hora

Ubicada en la Región de los Ríos, al sur de Chile, se destaca por la presencia de numerosas corrientes de agua navegables: el Calle-Calle, el Valdivia, el Caucau, el río Cruces y el Cutipay. Estas características favorecen el turismo, el desarrollo de deportes acuáticos como el remo y le otorgan una belleza natural incomparable.

Cada vez que vuelvo con mi familia encuentro algún atractivo turístico digno de mencionar. Por esta razón quise plasmar mis experiencias en una obra pictórica que titulé Paseos a fuertes, mercados y jardines de Valdivia.

Cecilia Byrne. Paseos a fuertes, mercados y jardines de Valdivia.
Óleo sobre tela, 80 x 80, 2023
Cecilia Byrne. Paseos a fuertes, mercados y jardines de Valdivia.
Óleo sobre tela, 80 x 80, 2023

Valdivia fue un importante punto de defensa durante la época de la colonización española. Construyeron varios fuertes para proteger la ciudad de los ataques de piratas y corsarios entre los que se destacan Niebla, Corral y Mancera. Cuando viajamos con mis hijos, de 3 y 9 años, contratamos un tour en lancha que nos permitió conocer estas tres fortificaciones en un día. Comenzamos el recorrido por el Castillo de Niebla, un Monumento Histórico, que se caracteriza por los dieciocho cañones que lo rodean y un vistoso faro de 50 metros de altura. La isla Mancera, frente a Niebla, con su Castillo de San Pedro de Alcántara, fue nuestra segunda parada, y finalizamos este recorrido histórico visitando el Castillo San Sebastián de la Cruz en Corral (a la izquierda de mi obra).  Al arribar a Valdivia, en el embarcadero encontramos a comerciantes locales que ofrecían productos regionales.  Mi marido compró sidra (chicha de manzana), a pesar de las advertencias de su vendedora que le faltaba al menos un día de fermentación para que estuviese a punto. La probamos y efectivamente no tenía el sabor alcohólico típico, más bien parecía jugo de manzana. Decidimos esperar a que completara su proceso, pero en un descuido, nuestro hijo Pablo se empinó la botella y a los pocos minutos zigzagueaba por el sendero. ¡Era tan gracioso verlo “borrachito” que no pudimos más que reír a carcajadas!

Años después en un tour a la Cervecería Kunstmann conocimos todo el proceso de elaboración de esa famosa cerveza artesanal: el malteado, la maceración, y lepulización, la clarificación del mosto y fermentación, el embazado en botellas y barriles. Incluía una degustación de cervezas Premium: Torobayo, Bock y Lager, ¡todas deliciosas!  pero a mí, que no estoy acostumbrada a beber, el alcohol se me subió a la cabeza y me sentí volando en primera clase con destino desconocido…afortunadamente aterrizamos en el café Haussmann donde probamos sus célebres e inigualables “crudos”, comida típica alemana sazonada con una salsa única, cuyo ingrediente secreto, que le da un sabor muy especial, es imposible de identificar y de e postre no podía faltar un trozo del delicioso kuchen de nuez con crema. ¡A eso yo le llamo Gula! Pero en vacaciones este pecado capital está permitido, el problema se tiene cuando volvemos a la vida cotidiana: la ropa no cruza, la balanza se descontrola y clama porque vuelva a mi peso. ¡Siempre recomiendo la visita a esos imperdibles gastronómicos que con solo de recordarlos se me hace agua la boca!

Otro lugar emblemático de Valdivia es su Mercado fluvial, a orillas del río Calle-Calle, es un lugar animado y colorido, donde se encuentra la mayor variedad de productos frescos del mar, mariscos y pescados recién capturados, como salmones y truchas, que se pueden comprar o degustar en sus restaurantes de platos típicos de la zona: el famoso «crudo de río» (una especie de ceviche preparado con pescado de río fresco), las empanadas y el caldillo de mariscos, “el Pulmay y el valdiviano” que se deben probar al menos una vez en la vida ¡Será una experiencia inolvidable”. Como también el encuentro con los lobos de mar que habitan en el borde del Mercado y se han vuelto parte de la identidad valdiviana. Son un atractivo más: descansan en las rocas o rampas, intentan atrapar o robar un pescado, atemorizan a los locatarios con morderlos y atraen a turistas por la oportunidad de observar y fotografiar de cerca este tipo de animales. Y qué decir si lo ves en su frenética huida, con un pescado en sus fauces, en medio de las risas de los espectadores.

Llevaba pocos años de matrimonio y viajamos con mis suegros a Valdivia. En esa ocasión nos alojamos en una de las residencias estudiantiles del campus Isla Teja de la Universidad Austral de Chile, ya que arrendaban sus habitaciones durante la temporada estival. La cercanía con el Jardín Botánico nos permitió recorrer sus variadas secciones de vegetación nativa y exótica: los bosques magallánico y valdiviano, de coníferas chilenas, de plantas medicinales, las plantas acuáticas y palustres. Además, pudimos visitar el Parque Saval, recorriendo sus senderos entre castaños, encinos, canelos y robles, etc. Degustamos algunos frutos silvestres como el maqui y la murta, y cruzamos el puente de madera ubicado sobre su hermosa laguna de nenúfares o flores de loto para contemplar, de cerca, una rana grande chilena, coipos y a los elegantes cisnes de cuello negro que nadaban en su ribera. (esquina inferior izquierda de mi obra). En ese parque recreacional, diseñado para toda la familia, existen áreas de picnic, juegos infantiles y un centro de eventos donde se realizan la fiesta de la cerveza y la feria artesanal en verano, espectáculos artísticos y conciertos durante todo el año. Cuenta con instalaciones deportivas como una cancha de fútbol, zona de salto para equitación, medialuna para rodeos y un canopy. De algo estoy segura: ¡nadie puede aburrirse en la Isla Teja!

La catedral de la Inmaculada Concepción ubicada en el centro histórico, por su torre del campanario de 50 ms, es un punto de referencia tanto para los residentes como para visitantes. La primera piedra para su construcción fue traída por nuestro recordado papa Juan Pablo II en su visita a Chile el año 1987, ya que la antigua catedral se había derrumbado el 22 de mayo de 1960 con el terremoto que registró una magnitud de 9.5, considerado el sismo de mayor magnitud en la historia del planeta. 

Valdivia, incluso bajo el manto de la noche, despliega su encanto mágico y sus atractivos únicos. Las luces que se reflejan en los ríos y lagos, los paseos tranquilos por sus calles iluminadas y la atmósfera vibrante de sus locales nocturnos hacen que la ciudad cobre vida de una manera especial cuando cae el sol. Por esta razón quise plasmarla en la obra que titulé “En el río Calle-Calle se está bañando la luna” inspirada en una canción del folklore chileno que dice así:

“En el río Calle-Calle
se está bañando la luna,
se está bañando desnuda
y esta vestida de espumas.
Voy cantando por el río
mientras la luna se baña
la noche canta conmigo
y yo canto con el alma…”

En mi obra aparece el famoso Expreso del Recuerdo “El Valdiviano”, un tren de época, que durante el verano recorría 28 kms. entre Antillehue y Valdivia, transportando un promedio de 300 personas.  Era un lindo paseo para quienes amamos el transporte ferroviario.

Durante la noche en los diferentes afluentes podemos encontrar a deportistas practicando canotaje o remo, deporte con el que han ganado medallas de oro los valdivianos. También se realizan paseos en lancha e incluso los más románticos sacan a pasear a sus novias en bote. Pero la noche valdiviana es una de las celebraciones más emblemáticas que marca el fin de las actividades estivales de la ciudad. El río Calle-Calle se llena de luces, música y colores para el tradicional corso fluvial, que consiste en un desfile y concurso de barcos alegóricos ornamentados con escenas de películas, figuras mitológicas o animales, para culminar con un show de fuegos artificiales inolvidable.

Cecilia Byrne. En el río Calle-Calle se está bañando la luna”
Óleo sobre tela, 80 x 80, 2023
Cecilia Byrne. En el río Calle-Calle se está bañando la luna”
Óleo sobre tela, 80 x 80, 2023

© Texto e imágenes: Cecilia Byrne

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies