Venganza

Va siendo hora de que alguien le diga que todo acabó hace tres años. Ya me he cansado de pagar a los vecinos para que salgan a aplaudir a las 20h, de que el carnicero le lleve la compra, de que los policías pasen por debajo de su casa, de que manden WhatsApp porque esto sigue… Era mala persona, aunque quizás no tanto.

Texto © Lucía Santamaría Nájera